vida

Guía para dormir: las mejores (y las peores) posturas para conciliar el sueño

by Grupo Intermobil |9 agosto, 2016 |0 Comments | Consejos, Descanso | , , , , , ,

A la hora de descansar es importante dormir sobre el mejor colchón posible y de calidad, pero también es importante la postura en la que duermes, para conciliar el sueño.

Por raro que nos parezca, existen posturas nada apropiadas para nuestra salud, y que deberíamos saber para intentar corregirlas.

Hoy en el blog de Intermobil, os vamos a contar todo lo que necesitáis saber para descansar adecuadamente,al margen de que duermas sobre el mejor colchón posible o no.

En un ranking de las mejores posturas para dormir, encontraríamos los siguientes puestos:

1- Boca arriba o de espaldas:

La mejor postura para dormir es boca arriba. Tengas o no el mejor colchón del mercado, esta posición sin duda es la más beneficiosa a la hora de descansar de manera adecuada según todos los expertos.

Dormir en esta posición realmente puede prevenir el dolor de cuello y espalda, puede minimizar las arrugas, e incluso puede ayudar a reducir el reflujo ácido.

La primicia de dormir boca arriba, es que esta posición ayuda a tu cabeza, el cuello y la columna vertebral a mantener una posición neutral. A diferencia de dormir de costado o en posición fetal, tu espalda no está obligada a curvarse, lo que añade muchísima presión sobre la columna vertebral.

Pero cuidado, porque lo más correcto para dormir boca arriba o de espaldas, sería dormir sin almohada para conseguir una correcta alineación de nuestro cuello. Si estamos muy incómodos, hay que escoger una almohada con el grosor adecuado.

Esa almohada no tiene que ser ni muy alta ni muy baja, haciendo que la barbilla quede paralela a los pies de la cama, o al menos que no se junte demasiado con el pecho. Colocar una almohada debajo de las rodillas es otro pequeño gesto que podemos hacer para mejorar la alineación de nuestra columna mientras dormimos.

Pero todo no son ventajas durmiendo boca arriba o de espaldas. De hecho, si eres una persona que ronca mucho, esta postura no es recomendable de ninguna de las maneras, dado que tus ronquidos serán todavía más fuertes, y puedes incluso sufrir apneas del sueño durante la noche.

En este caso, lo sentimos muchos, pero ni el mejor colchón del mercado, hará que ronques menos.

dormir-boca-arriba

2- De lado o de decúbito lateral:

Existe un gran debate sobre cuál es la postura más adecuada a la hora de dormir. Sin duda, dormir boca arriba o de espaldas, tiene muchas ventajas pero dormir de lado, también tiene sus cosas buenas, como veremos a continuación.

Para empezar, puede ayudar a prevenir el dolor de cuello y espalda, puede ayudar a reducir el reflujo ácido, y también puede ayudar a reducir el ronquido, además es una de las mejores, y más cómodas formas para dormir durante el embarazo.

Para las personas que ronca, la postura anterior no era la apropiada, al contrario que esta. Si tienes el sueño ruidoso, y eres de los que molesta a los demás con tus ronquidos, dormir de lado puede ayudarte y mucho a reducir los ronquidos.

Para las embarazadas, sobre todo en los últimos meses, se vuelve una tarea difícil y muchas veces un grave trastorno dormir cada noche. Sin embargo, dormir de lado es mucho más beneficioso para la madre y el feto ya que se incrementa la cantidad de sangre y nutrientes que llegan a la placenta; y la madre puede respirar mejor que boca arriba en la que los pulmones se comprimen.

También es recomendable utilizar almohadas para apuntalar las piernas y el vientre, para no ejercer fuerza en la columna y las caderas.

dormir de lado

3- Posición fetal:

Esta postura, denostada por muchos, es una postura beneficiosa tengas el mejor colchón del mercado o no, siempre y cuando suframos de dolor lumbar.

Si sufres de dolor lumbar, dormir en posición fetal, te aliviará de manera clara y contundente dado que la curvatura de la espalda en esa posición libera tensión de las vértebras lumbares, aunque la alineación no sea la más adecuada.

Para mejorar un poco esta postura puedes colocar un almohadón entre las piernas. Si dormimos de lado debemos evitar estirar una pierna y encoger la otra, ya que en esa postura la pelvis se encuentra girada.

Por el contrario, y como ocurre en todas las posturas para dormir, esta posición también tiene sus puntos negativos. Y es que, cuando duermes con tus rodillas dobladas alto y tu barbilla agachada, es muy probable que te levantes con mucho dolor de espalda, sea tu colchón mejor o peor.

Dormir en posición fetal no es bueno, especialmente si tienes dolor de artritis en la espalda y las articulaciones.

Si a pesar de todo, esta es tu postura favorita para dormir… En ese caso, elige una almohada muy gorda para reposar la cabeza. Esto va a ayudar a mantener el cuello y la espalda en la misma línea.

dormir-posicion-fetal

4- Boca abajo:

En esta postura para dormir, todos los expertos coinciden. Sin duda, es la peor de todas para tener un descanso sano y reparador. Ya tengas el mejor colchón posible o no, si duermes en esta postura, es muy difícil que a la larga, duermas bien.

Y es que dormir en esta posición afecta a la posición natural de la espalda, curvándola y presionando las vértebras. El cuello se eleva también y se comprime el estómago y los pulmones, además de impedir la capacidad de respirar profundamente, ideal para la oxigenación.

Esta posición tampoco es recomendada para personas con reflujo y menos para embarazadas.

Pero como todo, esta posición, también tiene su lado bueno… Y es que si tiendes a roncar mucho por la noche, dormir boca abajo puede no ser una mala idea.

Dormir boca abajo puede ayudar a mantener la parte superior de las vías respiratorias más abiertas. Si no sufres de dolor de cuello o espalda, dormir boca abajo puede ser algo a considerar si también roncas constantemente cada noche. El inconveniente será encontrar un modo de no lastimar las cervicales:

Si optas por dormir boca abajo, asegúrate de que la almohada sea muy delgada, o en no utilizar una en absoluto. Usar una almohada grande y mullida, o una gruesa puede poner aún más presión sobre tu cuello y espalda.

dormir bocabajo

Y por supuesto, si buscas consejos sobre el mejor descanso, puedes acudir a tu tienda Intermobil más cercana donde te indicarán el mejor colchón posible para ti y tu salud.

36805949_ml_pareja

Consúltalo con tu almohada

by Grupo Intermobil |3 julio, 2015 |0 Comments | Descanso, Intermobil | , , ,

¿Sabías que en el Antiguo Egipto ya se usaban almohadas? No eran almohadas tal y como las conocemos hoy en día, eran meros “apoyaderos” de cabeza hechos de oro o madera para lo más pudientes y de piedra para los más humildes.

 

40051069_m_egipto

Almohada procedente de: Anhui léase Ánjuei (chino: 安徽省, pinyinĀnhuī Shěng?,

 transcripción antiguaAnhwei) provincia de la República Popular China.

 

Afortunadamente las almohadas han cambiado mucho y sin haber probado las antiguas almohadas de Egipto, seguramente el cambio ha sido a mejor. En esta entrada, vamos a intentar aclarar cada cuánto tiempo se debería cambiar de almohada y cómo debería ser nuestra almohada ideal.

Tenemos más o menos claro que un colchón se debe cambiar, al menos, cada diez años, pero no hay un criterio establecido sobre cuándo debemos renovar nuestra almohada. Nuestra recomendación es hacerlo entre 2 y 5 años como mucho. Las almohadas tienen un desgaste mucho mayor que los colchones, y por lo general éstos son muchos más resistentes. En realidad no sólo es por desgaste, a decir verdad el desgaste es casi lo de menos. La razón principal por la que recomendamos cambiar de almohada más a menudo es por la higiene. La almohada es la parte que más contacto directo tiene con el cuerpo humano a la hora de dormir y aunque lavemos las sábanas con regularidad, siempre van a quedar “partículas” en la almohada. ¿Sabías que un estornudo medio alcanza los 140 km/h? A esa velocidad es muy fácil que los gérmenes y mucosas que se desprenden en el estornudo, traspasen la funda de la almohada y se incrusten en ella. Tanto los estornudos como la tos, son reacciones que nuestro cuerpo toma para limpiar las vías respiratorias y expulsar aquello que considera perjudicial. Si nuestro cuerpo expulsa esas partículas, seguramente no le guste que se queden en nuestra almohada para respirarlo a la noche siguiente. Esto, por no hablar del sudor que producimos al dormir.

Una vez nos hemos decidido a cambiar de almohada, tenemos que encontrar una aquella a la que le podamos consultar, no en vano nos la encontraremos todas las noches. Se dice que la elección de la almohada es de un uso muy personal y he aquí nuestra gran recomendación de hoy: si duermes acompañado, elige almohadas partidas. Muchas personas pueden pensar que las almohadas partidas son menos estéticas que una sola almohada para toda la cama, pero en nuestra almohada ideal influye un aspecto mucho más importante que la estética, ¡tu forma de dormir! No es lo mismo si duermes boca arriba, boca abajo o de lado. La primera función que debe cumplir nuestra almohada es mantener nuestra columna vertebral recta y si duermes de lado, lo recomendable es dormir con una almohada más alta, mientras que si duermes boca arriba o boca abajo es importante dormir con una almohada más baja, si no, se pueden tener problemas cervicales.

Como ya comentamos en la entrada anterior, si eres de aquellas personas que busca adaptabilidad seguro que una almohada de viscoelástica te irá bien, pero si eres una persona calurosa te recomendamos otro tipo de materiales, como por ejemplo la microfibra.

Por último, recuerda que cuando vayas a comprar una almohada debes probarla y hacerlo según la postura en la que sueles dormir. ¡Qué no te de vergüenza!

 

Sleep_woman

El colchón: posiblemente la compra más personal de toda tu casa (II)

by Grupo Intermobil |16 junio, 2015 |0 Comments | Descanso | , ,

¿Me tengo que adaptar al colchón o el colchón se tiene que adaptar a mí?

En la anterior entrada de nuestro blog, recordábamos lo importante que es cambiar el colchón cada cierto tiempo, pues aunque las asociaciones de fabricantes recomiendan cambiar el colchón cada 10 años como máximo, el colchón va perdiendo ciertas características con el paso del tiempo, pero aún más importante, las personas cambiamos mucho en 10 años, y las necesidades de descanso y las características que un colchón nos debe aportar cambian radicalmente con el paso del tiempo.

En esta entrada vamos a intentar explicar lo mejor posible las características que se pueden encontrar en cada tipo de colchón disponible en el mercado.

Primero y principal, antes de comprar un colchón hay que analizar las necesidades que tenemos cada uno, y a partir de ahí buscar un colchón que las cubra. A muchas personas les da “pereza” cambiar de colchón porque están acostumbrados al viejo. Siempre que se cambia un colchón se experimenta un descanso diferente, pero no debemos olvidar que es el colchón el que debe adaptarse a nosotros y no al revés.

Las características que el colchón debe tener van a variar en función de si se va a usar por una persona o una pareja, si la persona es delgada o “rellenita”, si es calurosa, si se desea un colchón terapéutico, uno transpirable, firme, adaptable, etc. En la siguiente imagen te recomendamos diferentes colchones dependiendo de las características:

Viscoelástica: la viscoelástica es un material que aporta confort al colchón. Este material se puede colocar en el núcleo del colchón, ya sea de HR o muelles, y otorga una sensación de adaptabilidad. Su principal ventaja es el confort, mientras que su principal ventaja es la sensación de calor. Si vives en una ciudad en la que hace mucho calor, eres una persona calurosa y/o sudas mucho, en principio te recomendamos otro tipo de colchones.

HR: el HR es un tipo de espuma muy utilizada en la fabricación de colchones. Es cierto que se han desarrollado mucho este tipo de materiales, siendo cada vez más transpirables, pero nunca llegará al nivel de transpiración de los colchones de muelles. Estos colchones están recomendados para personas que desean un colchón adaptable su cuerpo.

Muelle tradicional o bicónico: se trata de colchones de gran resistencia, indicados principalmente para personas que duermen solas o acompañadas. Ventajas: durabilidad, transpirable y menor precio. Desventajas: no hay independencia de lechos. Se trata del colchón “de toda la vida”.

Muelle ensacado: los colchones con núcleo de muelle ensacado están formados por múltiples muelles envueltos individualmente en una “bolsita”. Están orientados tanto para personas que duermen solas como para parejas y para parejas con diferente peso. Sus principales características son el confort, que son muy transpirables y su gran independencia de lechos. Si eres una pareja en la que hay diferencias de peso significativas y/o una de las dos personas es calurosa este tipo de colchón es lo que necesitas.

En las tiendas InterMobil sabemos que no es lo mismo dormir que descansar y que cada persona tiene unas necesidades y unas características específicas. Por esta razón nosotros no vendemos colchones, nosotros asesoramos a las personas para que puedan encontrar el colchón que necesitan. Por ello, desde nuestra marca exclusiva VIVAREA Descanso, hemos desarrollado una oferta completa para que puedas encontrar el colchón que mejor se adapte a tus características. Ven a visitarnos a cualquiera de nuestras tiendas, estaremos encantados de atenderte.

¡Saludos y gracias por seguirnos!

 

tabla_v2

39120760_ml

El colchón: posiblemente la compra más personal de toda tu casa (I)

by Grupo Intermobil |12 mayo, 2015 |3 Comments | Descanso | , ,

¿Es tan importante el colchón como dicen?

El colchón es posiblemente el elemento más personal a la hora de amueblar una casa y por ello su elección no suele ser fácil. La cosa se complica cuando hay que ponerse de acuerdo con quién se va a compartir el colchón. Normalmente, no se da al colchón la importancia que realmente tiene. Todos nosotros dormimos o deberíamos dormir una media de 8 horas, lo que equivale a un tercio de nuestra vida en un colchón. Aunque todas las asociaciones recomiendan cambiar el colchón como máximo a los 10 años de comprarlo. En definitiva vamos a pasar casi 30.000 horas encima del colchón, razón de más para  no dormir sobre “cualquier cosa”. Esto tiene especial relevancia en niños y adolescentes, en los que la espalda se está desarrollando.

El colchón es mucho más que algo sobre lo que se duerme. A parte de que un colchón sea cómodo, hay muchos argumentos detrás que pueden influir a la hora de comprar un colchón. En este blog, podrás encontrar toda la información referente a los materiales utilizados en la fabricación de colchones, así que te recomendamos que prestes atención a las próximas entradas.

 

¡Saludos y gracias por seguirnos!

Uso de cookies

Grupo Intermobil utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR